Declaración de Helen Clark, Administradora del PNUD, en el Día de los Derechos Humanos

09-dic-2016

“¡Defiende hoy los derechos de alguien!” es el tema del Día Internacional de los Derechos Humanos de este año, que se celebra como cada año el 10 de diciembre. En este día se conmemora la fecha, en 1948, en que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El año pasado, 193 Estados se comprometieron a otro acuerdo histórico al  adoptar la Agenda 2030 y su principio clave de “No dejar a nadie atrás”.

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible se fundamentan en los derechos humanos y reafirman la importancia del respeto, la promoción y la protección de los derechos y las libertades fundamentales para todos, sin distinción debida a origen étnico, género, idioma, religión, política, origen nacional o social, propiedad, nacimiento, incapacidad o cualquier otra condición.

Por su experiencia de trabajo en más de 170 países, el PNUD es consciente del deseo de todas las personas por los derechos humanos, la paz y la seguridad. La gente desea vivir libre de la necesidad y del miedo, para sí mismos y sus familias y comunidades. Donde hay desigualdad, intolerancia, discriminación, exclusión y odio, nuestra humanidad común está amenazada.

El PNUD seguirá colaborando con sus aliados en todo el mundo para fortalecer las capacidades de los gobiernos, parlamentos, instituciones nacionales de derechos humanos y órganos judiciales, a fin de prestarles apoyo en la promoción y protección de los derechos de todos los pueblos. Seguiremos poniendo a la gente en primer lugar y empoderando a mujeres y hombres, niñas y niños en la reivindicación de sus derechos. Con su ambición transformadora y su aplicabilidad universal, la Agenda 2030 nos desafía a proceder con firmeza para asegurarnos de  que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se implementen con arreglo al derecho internacional y por medio de enfoques integrados que no dejen a nadie atrás.

Estamos obligados hacia todas las personas que viven sin paz, seguridad, oportunidades o derechos básicos a hacer todo lo posible por satisfacer las aspiraciones de la Agenda 2030. Hoy y todos los días “Nosotros, el pueblo” y el PNUD nos comprometemos a defender los derechos de los que quedan atrás.